Menu
Ya  casi…

Ya casi…

· A pocas horas de que se...

La paciencia  de tuxtlecos  rinde frutos

La paciencia de tuxtlecos rinde f…

Primera Edición. - Tuxtl...

Ganadería,  vital para  Chiapas: ERA

Ganadería, vital para Chiapas: ER…

Primera Edición. - Tuxtl...

Un pueblo envenenado

Un pueblo envenenado

· Ser objetivos, para val...

Oscar Ochoa Gallegos:  Entre escándalos, abusos de poder  e impunidad

Oscar Ochoa Gallegos: Entre escánd…

· Aquí sólo una probadita...

11 lesionados  en volcadura

11 lesionados en volcadura

· Al menos 11 personas le...

Gato hidráulico falla;  Muere el mecánico

Gato hidráulico falla; Muere el me…

· Mecánico queda aplastad...

Mega marcha de maestros

Mega marcha de maestros

· CNTE regresa a la lucha...

Detienen a narcomenudista

Detienen a narcomenudista

Villaflores, Chiapas. - E...

Prev Next

SÓLO PARA ENTERADOS

SÓLO PARA ENTERADOS

Húbert Ochoa (Twitter: @huberochoa)

LA AMENAZA DEL TIRANO

La carta que difundieron el lunes 16 de mayo de 2011 diputados federales y locales del Partido Revolucionario Institucional solicitando la investigación del ex gobernador Pablo Salazar Mendiguchía por los recursos de Stan tuvo, sin vacilaciones, un valor portentoso porque no se trató de un simple documento chocarrero o de mero trámite político, sino resume el sentimiento de un pueblo, pues es Salazar uno de los peores gobernadores que ha tenido esta entidad.

Agazapado en la cobardía que a veces ofrece el internet, sin dar la cara, Salazar desató una agresiva campaña para defender la obra de su gobierno. Empleó las redes sociales, los correos electrónicos y otros artilugios  con el ánimo de quemarse incienso destacando bondades que sólo existen en una mente tan atrofiada como la suya.

Salazar no tuvo eco. El efecto boomerang fue  inmediato. Un sujeto de tan ínfima estatura moral no puede darse baños de pureza cuando consta a propios y extraños que el suyo fue un gobierno de pesadilla, en donde la persecución se institucionalizó, en donde se violentaron las leyes y el respeto a los derechos humanos. El crimen fue la patente que distinguió a esa gestión terrorífica.

De 2000 a 2006 los chiapanecos padecieron un vía crucis. Se silenciaron las voces disidentes y la rapiña no tuvo límites. Se cree que al menos 11 mil millones de pesos destinados por el gobierno federal para la reconstrucción de Stan fueron a parar a chequeras personales. 

Uno de los párrafos de aquella memorable epístola del 16 de mayo es contundente: “Para nadie es novedad que en el sexenio de Pablo Salazar, Chiapas vivió un retroceso en libertades y desarrollo que los chiapanecos no olvidamos y por eso es fundamental que se enfrente a la ley”.

A la solicitud de los parlamentarios priistas que con franca gallardía salieron en defensa de los chiapanecos, en un hecho realmente inédito, se sumaron otros antecedentes. Meses atrás, la Presidencia de la República había girado instrucciones a la Procuraduría General de la República para orientar las pesquisas sobre el caso Stan hacia Salazar Mendiguchía.

El entonces jefe de la Oficina de la Red Federal de Servicio a la Ciudadanía dependiente del presidente Felipe Calderón, Juan Manuel Llera Blanco, mediante el oficio RSC6.1.9/13.01, solicitaba a la Procuraduría General de la República "verifique el estado actual que guardan las investigaciones de la averiguación previa PGR/CHIS/TAP/II/111/09". 

LA HISTORIA

Si bien el despotismo se remonta hasta la Antigüedad cuando Falaris en el siglo VI a.C. disfrutaba asando a sus enemigos dentro de un toro de bronce lleno de fuego, más recientemente la intolerancia nos ha ofrecido horrendas expresiones con personajes que ni Sigmund Freud podría aliviar con sus teorías del sicoanálisis y la hipnosis.

Calígula y Nerón en Roma; Genghis Khan en Mongolia o Merv, en Persia (éste asesinó a por lo menos 700 mil personas), fueron entes despiadados poseedores de una locura singular, única. Se refocilaron en medio de la sangre derramada por sus enemigos. Sacrificaron a pueblos enteros por el puro placer que les daba el sufrimiento de los demás y, con leyes draconianas, reprimieron inmisericordemente.

Calígula no sólo se inventaba batallas para demostrar su absolutismo y obligaba a que hermosas doncellas barrieran y regaran las calles para, a su paso, lanzarle claveles rojos, sino que además salía a los eventos públicos vestido (según él) de dios. 

Era caprichoso, derrochador y enfermo sexual. Mataba por diversión. Hizo cónsul a su caballo Incitatus y mandó construir una estatua de sí mismo en el Templo de Jerusalén para obligar a todos a adorarlo, hecho que provocó la hambruna del pueblo.

Matricida y perseguidor de la fe cristiana al grado de que los doce apósteles morirían a manos suyas, según un relato del obispo Eusebio de Cesarea que coincide con los textos Ascensión de Isaías y Hechos de Pedro, Nerón disfrutó el poder con colosal frenesí llegando, incluso, a asesinar a su madre y hermanas. 

Roma entonces vivió una de sus peores épocas, de las más caóticas y lúgubres, inciertas, al extremo de que la ciudad completa celebró embriagada de júbilo la muerte del loco individuo. (A estas alturas es todavía inseguro señalar si Nerón, después de huir de Roma envuelto en el escándalo, murió asesinado por el puñal clavado por su secretario particular Epafrodito o si en realidad se suicidó).

EPOPEYA

Si Hitler y Stalin en Europa; Indi Amín Dada en África o Polpot en Camboya tienen un lugar privilegiado en el libro de los más desalmados gobernantes que ha parido la humanidad, Pablo Salazar Mendiguchía se sumó a esa lista de hombres detestables porque usó el poder para la persecución política, para la represión hacia sus adversarios. 

Silenció las ideas a través de la cárcel. Avasalló a los otros poderes (el Judicial y el Legislativo) hasta convertirlos en dóciles mesalinas que le complacían antojos y excentricidades. Y si no hizo diputado a su caballo es porque no era aficionado a los equinos, pues su tiempo lo gastaba en la perversidad.

Comparado al serbio genocida Milosevic, Salazar Mendiguchía demostró un desvarío diabólico que inhumó aquélla humildad profesada en su campaña política. Ese talante no es solo suyo, sino una manifestación corrompida en gobernantes estúpidos que sintieron un pérfido encanto al infligir dolor a los demás, a sus semejantes, a la gente que gobernaron.

La justicia tarda, pero siempre llega, nos ensaña la sabiduría popular. En Argentina, después de muchos años de espera, fueron juzgados ex funcionarios acusados de asesinatos y torturas, entre ellos Alfredo Astiz, pues de 1976 a 1983 junto a 18 más, participó en un régimen de facto que acosó, encarceló y privó a la vida a críticos opositores.

Conocido como el carnicero de los balcanes porque operó una matanza étnica y ordenó el asesinato de civiles y de periodistas, el 28 de junio de 2001 el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia ordenó la detención de Milosevic por delitos de lesa humanidad. 

Se le enjuiciaba en La Haya cuando fue encontrado muerto en su celda, lo que ahorró al Penal Internacional su dictamen que sería, sin duda, la pena de muerte al dictador como ocurrió con Hussein.

DOS JUICIOS

Salazar se estrenó como gobernador con una matanza en Carranza. De mirada hitleriana, considerado en su momento como el  Capo di tutti capi (jefe de todos los jefes en la mafia italiana), Salazar presuntamente estuvo implicado en el pillaje de los recursos destinados para la reconstrucción de Stan. 

Según Carlos Tapia Ramírez, dirigente de la sociedad civil del Soconusco,  al menos 11 mil millones de pesos no se invirtieron en los damnificados del huracán, en la Costa y Sierra, sino que se depositaron en las cuentas bancarias de Salazar y de sus colaboradores más íntimos, los más allegados. Sus cómplices, en otras palabras.

Tapia mantiene una férrea lucha en defensa de la legalidad y de que el brazo de la justicia alcance al dictador quien, a su vez, amenaza con regresar en busca de impunidad. Salazar pretende desesperadamente registrarse como candidato independiente para una diputación federal en 2018.

Ciertamente el pueblo ha soportado con estoicismo a los tiranos. Pero no hay uno de ellos que haya escapado de la justicia o haya tenido un final feliz. Y Salazar no será la excepción.

 

Deja un comentario

Primera Edicion Chiapas no tiene responsabilidad alguna sobre los comentarios de los lectores ni sobre las consecuencias derivadas de los mismos. Primera Edicion Chiapas se reserva el derecho de no publicar comentarios que se consideren inapropiados u ofensivos.

volver arriba
Info for bonus Review bet365 here.